Aunque este año, debido al Covid-19, estamos viviendo una primavera muy atípica y el verano que tenemos por delante está lleno de incertidumbres, con la llegada del calorcito es inevitable imaginarnos disfrutando de nuestra piscina…así que, aunque a día de hoy no sabemos cuándo podremos abrir las piscinas de nuestras comunidades, siempre viene bien recordar los pasos de una buena puesta a punto para asegurar un buen servicio a los vecinos.

Es importante recalcar que si realizamos un buen invernaje de nuestra piscina, tratamos su agua para mantener correctamente los parámetros de cloro y PH, y la tapamos con una lona durante todo el tiempo que estemos sin utilizarla, los desperfectos y el coste de su puesta a punto se verán reducidos de manera considerable. Los pasos a seguir serían principalmente:

  • Retirar la cubierta o lona, limpiándola a fondo y dejando siempre que se seque al aire libre. Hasta que finalmente se abra la piscina, es recomendable seguir usando la lona para evitar la acumulación de suciedad y las pérdidas por evaporación.
  • Revisión de las instalaciones: debemos comprobar que todos los elementos estén en perfecto estado ya que muchas veces, debido a las inclemencias meteorológicas propias del frío, es posible encontrar los sumideros agrietados, las duchas y las escaleras rotas, el motor y las válvulas de la depuradora oxidadas, los pavimentos, escalones y/o trampolines sin antideslizante, etc
  • Limpiar los filtros de la piscina con productos químicos y revisar la arena del filtro. Cuando tenga más de 3 años será necesario cambiarla.
  • Comprobar los skimmers, los cestos, la rejilla y el canal rebosadero. Limpiarlos con agua a presión.
  • Limpiar y desinfectar el interior del vaso, utilizando esponjas o cepillos no agresivos y productos químicos desincrustantes para no tener que frotar las paredes en exceso y evitar así posibles daños. Si fuera necesario podemos pintarlo con poliuretano para garantizar al máximo su impermeabilidad.
  • Rellenar la piscina y comprobar que los niveles de PH estén entre 7,2 y 7,6.
  • Mediante un tratamiento de choque con desinfectante y alguicida preventivo, eliminaremos gérmenes, bacterias y otros residuos contaminantes y lograremos prevenir la aparición de algas y otros organismos que pueden causar mal olor e irritaciones en la piel.
  • Comprobar los elementos de protección y salvamento: revisaremos que el vallado de la piscina, los flotadores salvavidas y cualquier otro elemento dispuesto para auxiliar a los bañistas en caso necesario, estén en perfecto estado. De la misma manera, cada temporada debemos revisar que el botiquín esté completo y con todos los productos en perfectas condiciones.

Desde Fincas Futuro os recomendamos, como siempre, dejar en manos de un profesional la puesta a punto de vuestra piscina, para que podáis disfrutar de ella con total tranquilidad y seguridad!!